By Alberto Blest Gana

Show description

Read or Download Martín Rivas PDF

Best literatura y ficcion books

Contra el viento del norte

Leo Leike gets a message from an unknown girl named Emmi. although it used to be despatched to him by means of mistake, Leo, an informed and courteous guy, solutions. Attracted through his reaction, she writes to him back, and as soon as their discussion starts, it's only a questio

Los Conflictos del Siglo XX: La Segunda Guerra Mundial

En esta serie, conformada por seis t#237;tulos, el lector encontrar#225; los hechos hist#243;ricos m#225;s significativos del mundo contempor#225;neo desde los angeles Primera Guerra Mundial hasta nuestros d#237;as. Es esta una obra deconsulta, especialmente dise#241;ada para todos aquellos que no s#243;lo deseen conocer en detalle el desarrollo cronol#243;gico y armamentista decada uno delos conflictos, sino tambi#n, y quiz#225;s lo que es m#225;s importante a#250;n, entender las causas de estos enfrentamientos entre los distintos pueblos y Estados ysus repercusiones enla geopol#237;tica genuine.

Grán Sertón: Veredas

All our books are fresh. We send around the globe

Extra info for Martín Rivas

Example text

De su menos cuidadosa abuela, la Poesía, generalmente se juzga que empieza en las mitades: pero, a poco reflexionar, veremos que su proceder no es muy diverso del de la ciencia; pues que ésta también mira hacia atrás y hacia adelante, divide su unidad en billones, y, colocando la aguja del reloj en cero, principia, realmente, in medias res. Ninguna retrospección nos llevará al verdadero comienzo de las cosas, y, sea que nuestro prologo ocurra en el cielo o sea que en la tierra, no es sino una fracción del hecho que todo lo presupone, y con el cual se abre nuestra historia”.

Y de la tragedia antigua se ha dicho, con sobra de razón, que es la más idealista, por cuanto no se preocupa en retratar seres reales, sino que, ciertamente, teje marañas de acontecimientos que pasan rozando apenas el mundo. Nuestros dramas de hoy son estrictamente humanos, pero no así la antigua tragedia. Hoy, cuando la Naturaleza no participa ya del dolor humano, cuando puede Emerson decir: “hemos venido a perturbar el optimismo de la Naturaleza”; hoy que el dolor humano es concentrado, íntimo, individual, y se acrece con el suplicio del aislamiento y se desespera con la indiferencia de las cosas; cuando los latidos del corazón de la tierra no se nos comunican ya por la sangre, como a los árboles por la savia, apenas hallaremos, en Ibsen, dramas en que las fuerzas naturales vengan a complementar 41 la tragedia humana, sirviéndola de proyección magnífica.

Por cierto con mejor voluntad caminara para la otra vida que para esta tierra. Con sospiros caminé, con lágrimas partí, con gemidos hablé y con tales pasatiempos llegué aquí, a Peñafiel, donde quedo besando las manos de vuestra merced. El sentimiento así contenido hace temblar interiormente la frase, y este trozo parece que lo oyéramos recitar con voz temblorosa. ¿Cómo tacharíamos de defectuoso el personalismo de este autor que ama tan entrañablemente a sus criaturas y no lo disfraza? Se presenta allí como intermediario de las situaciones y provocador de ellas: él cuenta que ha visto lo que narra; él cuenta que lo ha provocado.

Download PDF sample

Rated 4.41 of 5 – based on 20 votes