By Michael Connelly

Un nuevo caso para el detective Harry Bosch donde su autor, Michael Conelly, nos presenta otra novela negra de calidad, con una trama sólida y buenas dosis de intriga y acción que l. a. convierten en un excelente mystery. En esta entrega, Harry investiga un crimen no resuelto cometido en el año 1961, el asesinato de una prostituta, pero en este caso l. a. investigacіón tiene un carácter own, ya que dicha mujer period los angeles madre del propio Bosch.
Version : 1.0

Show description

Read Online or Download El último coyote PDF

Best literatura y ficcion books

Contra el viento del norte

Leo Leike gets a message from an unknown girl named Emmi. although it was once despatched to him through mistake, Leo, an informed and courteous guy, solutions. Attracted through his reaction, she writes to him back, and as soon as their discussion starts, it is just a questio

Los Conflictos del Siglo XX: La Segunda Guerra Mundial

En esta serie, conformada por seis t#237;tulos, el lector encontrar#225; los hechos hist#243;ricos m#225;s significativos del mundo contempor#225;neo desde l. a. Primera Guerra Mundial hasta nuestros d#237;as. Es esta una obra deconsulta, especialmente dise#241;ada para todos aquellos que no s#243;lo deseen conocer en detalle el desarrollo cronol#243;gico y armamentista decada uno delos conflictos, sino tambi#n, y quiz#225;s lo que es m#225;s importante a#250;n, entender las causas de estos enfrentamientos entre los distintos pueblos y Estados ysus repercusiones enla geopol#237;tica real.

Grán Sertón: Veredas

All our books are fresh. We send world wide

Extra resources for El último coyote

Example text

Lo reconoció, pero no fue capaz de situarlo de inmediato. Entonces lo recordó: Dan Washington, que había sido capitán de patrullas y que en ese momento era comandante del escuadrón aéreo. Se dieron la mano cordialmente y Bosch suspiró por que Washington no estuviera al corriente de su situación de baja. —¿Cómo va en Hollywood? —Como siempre, capitán. —¿Sabes? Lo hecho de menos. —No hay mucho que echar de menos. ¿Qué tal usted? —No me puedo quejar. Me gusta el destacamento, pero el puesto tiene más de director de aeropuerto que de policía.

Está en el material complementario que me han proporcionado. Las fuentes de este material no son importantes. —Bueno, son importantes porque tiene malas fuentes. No tuvo nada que ver con lo que ocurrió. La disolución, como usted la ha llamado, fue hace casi tres meses. —El dolor de estas rupturas puede durar mucho más tiempo. Sé que es una cuestión personal y difícil, sin embargo, creo que deberíamos hablar de ello. La razón es que me ayudará a formarme una idea de su estado emocional en el momento en que se produjo la agresión.

No sé dónde están los casos del sesenta y uno. —Están aquí. Había visto el expediente antes. Creo que antes había otra persona en el mostrador, pero el expediente estaba aquí. —Bueno, lo miraré. ¿Va a esperar? —Sí, me espero. La respuesta pareció defraudarla, pero Bosch sonrió de la manera más amistosa que pudo. Beaupre se llevó el papel y desapareció entre las pilas de documentos. Bosch paseó en el reducido espacio durante unos minutos y después salió a fumarse un cigarrillo. Estaba nervioso por algún motivo que no lo graba definir.

Download PDF sample

Rated 4.64 of 5 – based on 27 votes