By Umberto Eco, Juan Carlos Gustems, Penguin Random House Grupo Editorial

La novela emblemática de Umberto Eco ahora en audiolibro Valiéndose de las características propias de los angeles novela gótica, los angeles crónica medieval y los angeles novela policíaca, El nombre de l. a. rosa narra las actividades detectivescas de Guillermo de Baskerville para esclarecer los crímenes cometidos en una abadía benedictina en el año 1327. Le ayudará en su exertions el novicio Adso, un hombre joven que se enfrenta por primera vez a las realidades de l. a. vida, más allá de las puertas del convento.

En esta brillante incursión en el mundo de l. a. narrativa, el lector disfrutará de una trama apasionante y de una admirable reconstrucción del siglo XVI.

Please word: This audiobook is in Spanish.

Show description

Read Online or Download El Nombre De La Rosa/The Name Of The Rose PDF

Similar literatura y ficcion books

Contra el viento del norte

Leo Leike gets a message from an unknown girl named Emmi. although it was once despatched to him through mistake, Leo, an informed and courteous guy, solutions. Attracted via his reaction, she writes to him back, and as soon as their discussion starts off, it is just a questio

Los Conflictos del Siglo XX: La Segunda Guerra Mundial

En esta serie, conformada por seis t#237;tulos, el lector encontrar#225; los hechos hist#243;ricos m#225;s significativos del mundo contempor#225;neo desde l. a. Primera Guerra Mundial hasta nuestros d#237;as. Es esta una obra deconsulta, especialmente dise#241;ada para todos aquellos que no s#243;lo deseen conocer en detalle el desarrollo cronol#243;gico y armamentista decada uno delos conflictos, sino tambi#n, y quiz#225;s lo que es m#225;s importante a#250;n, entender las causas de estos enfrentamientos entre los distintos pueblos y Estados ysus repercusiones enla geopol#237;tica genuine.

Grán Sertón: Veredas

All our books are fresh. We send around the world

Additional resources for El Nombre De La Rosa/The Name Of The Rose

Sample text

He estado preocupada desde que lo oí por la radio. —¿Por la radio? —Lo emitieron hará cosa de una hora. Me refiero al escándalo en la zapatería. Informaron que dos de la secreta lo habían sofocado. Sabía que tú regresabas a casa con un socio, y esto sucedía precisamente en nuestra subsección y en el momento exacto de tu regreso a casa. Me figuré que estaban minimizando los hechos y que tú... —Por favor, Jessie. Como puedes ver, estoy sin novedad. Jessie se tranquilizó, no sin esfuerzo. Añadió temblorosa: —Tu socio no pertenece a tu división, ¿verdad?

Imposible! —Tienes razón —convino R. Daneel— A pesar de sus puntos de vista, el doctor Sarton mismo no hubiese podido convencerse hasta el extremo de venir a ninguna de estas ciudades, ¡y lo sabía bien! No le habría sido posible soportar la enormidad ni las muchedumbres. Aunque le hubieran obligado a entrar amenazándolo con un desintegrador, lo eterno le habría pesado de modo tal que jamás hubiese percibido las verdades interiores en cuya búsqueda trabajaba. —¿Y qué me dices de su preocupación por las enfermedades?

Sus ropas dobladas con gran cuidado, exhalaban un agradable y tibio olor a limpio. Otro aviso decía: «El visitante debe vestirse y colocar la mano en el lugar indicado». Así lo hizo Baley. Experimentó un cosquilleo perceptible en la yema del dedo corazón al colocarlo sobre la superficie limpia y lechosa. Levantó la mano con rapidez y se encontró con una pequeñísima gota de sangre que dejó de fluir mientras la estaba observando. 50 Se la sacudió, oprimiéndose el dedo. Ni así volvió a manar otra gota.

Download PDF sample

Rated 4.22 of 5 – based on 35 votes