By Jose Garcia Hamilton, José Ignacio García Hamilton

Show description

Read Online or Download Don Jose- la Vida de San Martin PDF

Best literatura y ficcion books

Contra el viento del norte

Leo Leike gets a message from an unknown girl named Emmi. although it used to be despatched to him through mistake, Leo, an informed and courteous guy, solutions. Attracted by means of his reaction, she writes to him back, and as soon as their discussion starts off, it is just a questio

Los Conflictos del Siglo XX: La Segunda Guerra Mundial

En esta serie, conformada por seis t#237;tulos, el lector encontrar#225; los hechos hist#243;ricos m#225;s significativos del mundo contempor#225;neo desde l. a. Primera Guerra Mundial hasta nuestros d#237;as. Es esta una obra deconsulta, especialmente dise#241;ada para todos aquellos que no s#243;lo deseen conocer en detalle el desarrollo cronol#243;gico y armamentista decada uno delos conflictos, sino tambi#n, y quiz#225;s lo que es m#225;s importante a#250;n, entender las causas de estos enfrentamientos entre los distintos pueblos y Estados ysus repercusiones enla geopol#237;tica real.

Grán Sertón: Veredas

All our books are fresh. We send around the globe

Additional info for Don Jose- la Vida de San Martin

Sample text

José apostó doce granaderos a cuidar la puerta y luego dividió el resto en dos compañías. Acompañado por Robertson y unos pocos oficiales, subió al campanario para tratar de avistar a las embarcaciones. El silencio y la oscuridad le confirmaron que el ingreso al monasterio no había sido advertido. Experimentó alivio, pero el nerviosismo por la proximidad del encuentro le impidió descansar. Con las primeras claridades de la aurora, al ubicar las embarcaciones sobre el ancho río y divisar entre las nieblas transparentes la verde llanura que iba desde el convento hasta el borde, para luego caer en dura barranca, sintió que estaba dominando el sitio y se tranquilizó aun más.

Pero recuerde que su misión no es pelear. Le daré una buena cabalgadura y si ve que el resultado nos es adverso, póngase a salvo. Tenga en cuenta que los marinos no son de a caballo… Siguieron viaje hasta el convento y entraron sigilosamente al patio por la puerta de atrás, tratando de no hacer ruido para no ser notados desde los barcos. Los frailes se habían retirado el día anterior, pero un revoltoso cura rosarino, que había tenido muchos conflictos con las autoridades religiosas, Julián Navarro, había venido a unírsele.

Subió al caballo bayo que su asistente le tenía de las riendas y se puso al frente de una compañía. La otra estaba a cargo del capitán Justo Bermúdez, a quien le dijo: -Nos encontraremos en el centro de las columnas enemigas.

Download PDF sample

Rated 4.19 of 5 – based on 24 votes